VISITEU EL NOU BLOC « ELS PLAERS DE LA NATURA » Tot sobre la Mare Natura....................................................VISITEU EL NOU BLOC « ELS PLAERS DE LA NATURA » Tot sobre la Mare Natura....................................................

31 d’octubre de 2010

Xató d’El Vendrell

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles 100 gr.
Avellanes 80 gr.
Nyora escaldada 1 peça
Pa fregit 1 Llesca
Bitxo (optatiu) 1/2 peça
Ceba escalivada 1/2 peça
Cabeça d'alls escalivada 1/2 peça
Tomacons escalibats 3 peces
Oli
Sal
Vinagre
Pebre vermell
Ingredients per al plat (4 persones)
Escarola 2 peces
Bacallà 120 gr.
Tonyina 120 gr.
Anxova 4 filets
Olives arbequines 80 gr.
Elaboració
S'agafa un morter, s'hi posa sal i es van trinxant d'un en un els elements següents i en aquest ordre: ametlles i avellanes, fins a aconseguir una pasta ben fina; tot seguit, la ceba, s'hi afegeix la nyora, prèviament escaldada i sense pell, el bitxo (optatiu), el pebre vermell, un polsim de pebre negre i el pa fregit. Finalment, els alls, els tomacons, l'oli i el vinagre.
Un cop acabada la salsa es barreja amb l'escarola ben neta i escorreguda. Es deixa reposar unes hores. A l'hora de servir el plat es decora amb el bacallà esqueixat, la tonyina, els filets d'anxova i les olives arbequines. I ja es pot menjar, sempre acompanyat de truites de carxofes, de fesols o de botifarra negra entre d'altres

Xató de Vilanova i la Geltrú

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles Torrades 100 Gr.
Avellanes Torrades 60 Gr.
Seitons 2 Peces
Grans D'all 2 Peces
Nyora Escaldada 4 Peces
Bitxo (Optatiu) 1/2 Peça
Pa Fregit O Torrat 2 O 3 Llesques
Oli
Sal
Vinagre
Ingredients per al plat (4 persones)
Escarola 2 Peces
Seitons 2 Peces
Tonyina Salada 100 Gr.
Bacallà Salat I Esqueixat 100 Gr.
Olives Arbequines 100 Gr.
Elaboració
Piqueu en un morter els grans d'all amb la sal perquè no saltin. Un cop ben aixafats, aneu afegint les ametlles i les avellanes i treballeu-ho fins que tot plegat formi una pasta homogènia. Raspeu la part interior de les nyores escaldades i afegiu la polpa obtinguda al morter. Un cop tot homogeneïtzat, poseu-hi la molla de pa amb vinagre, una mica escorreguda, i continueu treballant-ho.
Un cop llest, afegiu lentament oli mentre es remena, també lentament, per donar a la salsa la consistència volguda.
En una plàtera, col·loqueu l'escarola ben escorreguda i un xic de salsa, remenant-ho bé i servint-ho després en els plats. Després ho acompanyeu amb la tonyina, el bacallà, els seitons i les olives, i deixeu que cada comensal, al seu gust, s'hi posi una mica més de salsa.


 

Xató de Vilafranca del Penedès

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles 100 Gr.
Avellanes 80 Gr.
Nyora Escaldada 1 Peça
Pa Fregit 1 Llesca
Bitxo (optatiu) 1/2 Peça
Ceba Escalivada 1/2 Peça
Cabeça d'alls Escalivada 1/2 Peça
Tomacons Escalivats 3 Peces
Oli
Sal
Vinagre
Pebre Vermell
Ingredients per al plat (4 persones)
Escarola 2 Peces
Bacallà 120 Gr.
Tonyina 120 Gr.
Anxova 4 Filets
Olives Arbequines 80 Gr.
Elaboració
Es posen en remull el bacallà i la tonyina. Es renten molt bé tots els altres components. Després s'agafa un morter i s'hi trinxen els alls, el bitxo, el pa torrat i les galetes maries, i s'hi afegeix el pebre vermell, l'oli, el vinagre i la sal. Es barreja tot plegat i es remena ben bé.
Nota: és recomanable preparar-ho el dia abans i guardar-ho a la nevera perquè es refredi. Poseu la salsa al mateix moment de servir el xató.
Aquesta recepta és la que preparaven els pagesos del Penedès i s'acostumava a menjar al camp o a la muntanya.


Xató de Sitges

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles Torrades 100 Gr.
Avellanes Torrades 60 Gr.
Seitons 2 peces
Grans d'all 2 peces
Nyora escaldada 4 peces
Bitxo (optatiu) 1/2 peça
Pa fregit o torrat 2 o 3 llesques
Oli
Sal
Vinagre
Ingredients per al plat (4 persones)
Escarola 2 peces
Seitons 2 peces
Tonyina Salada 100 Gr.
Bacallà Salat I Esqueixat 100 Gr.
Olives Arbequines 100 Gr.
Elaboració
En un morter a mà es trinxen les ametlles, les avellanes, els seitons dessalats, els grans d'all, la polpa de les nyores, el bitxo, si s'hi vol, la sal, les llesques de pa fregit (es poden remullar amb el vinagre o posar el vinagre a part), el vinagre i la sal, i es va lligant amb l'oli d'oliva.
Es netegen, es remullen i es trossegen les escaroles. Dessalarem els seitons, la tonyina salada i el bacallà (aquests dos darrers els esqueixarem), i els afegirem al recipient junt amb l'escarola. Hi abocarem les olives i finalment la salsa ben lligada.
Ho barrejarem tot bé perquè tots els ingredients quedin impregnats de la salsa i omplirem els plats mirant que hi hagi de tot fent com un castell d'escarola.

Xató de St. Pere de Ribes

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles 100 Gr.
Avellanes 80 Gr.
Nyora Escaldada 1 Peça
Pa Fregit 1 Llesca
Bitxo (Optatiu) 1/2 Peça
Ceba Escalivada 1/2 Peça
Cabeça D'alls Escalivada 1/2 Peça
Tomacons Escalibats 3 Peces
Oli
Sal
Vinagre
Pebre Vermell
Ingredients per al plat (4 persones)
Escarola 2 Peces
Bacallà 120 Gr.
Tonyina 120 Gr.
Anxova 4 Filets
Olives Arbequines 80 Gr.
Elaboració per a la salsa
Picarem al morter els grans d'all, amb un pessic de sal, afegirem les ametlles i les avellanes i ho treballarem fins que formi la pasta; tot seguit afegirem les nyores, el bitxo, els tomàquets i el pa fregit, seguirem treballant-ho i hi posarem un raig de vinagre i oli a poc a poc perquè lligui, si s'espesseix massa, ho aclarirem amb una mica de vinagre.
Elaboració per al plat:
Posarem en una safata els ingredients i els barrejarem amb la salsa. Deixarem per decorar el plat una mica de bacallà, seitons i olives. Per acabar, hi posarem salsa per sobre perquè llueixi el plat.

Xató de Cunit

ingredients per la salsa (4 persones)
ametlles torrades 100 gr.
avellanes torrades 60 gr.
seitons 2 peces
grans d'all 2 peces
nyora escaldada 4 peces
bitxo (optatiu) 1/2 peça
pa fregit o torrat 2 o 3 llesques
oli
sal
vinagre
ingredients per al plat (4 persones)
escarola 2 peces
seitons 2 peces
tonyina salada 100 gr.
bacallà salat i esqueixat 100 gr.
olives arbequines 100 gr.
Elaboració
Piqueu en un morter els grans d'all amb la sal perquè no saltin. Un cop ben aixafats, aneu afegint les ametlles i les avellanes i treballeu-ho fins que tot plegat formi una pasta homogènia. Raspeu la part interior de les nyores escaldades i afegiu la polpa obtinguda al morter. Un cop tot homogeneïtzat, poseu-hi la molla de pa amb vinagre, una mica escorreguda, i continueu treballant-ho.
Un cop llest, afegiu lentament oli mentre es remena, també lentament, per donar a la salsa la consistència volguda.
En una plàtera, col·loqueu l'escarola ben escorreguda i un xic de salsa, remenant-ho bé i servint-ho després en els plats. Després ho acompanyeu amb la tonyina, el bacallà, els seitons i les olives,i deixeu que cada comensal, al seu gust, s'hi posi una mica més de salsa.

Xató de Cubelles

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles Torrades 100 Gr.
Avellanes Torrades 60 Gr.
Seitons 2 Peces
Grans D'all 2 Peces
Nyora Escaldada 4 Peces
Bitxo (Optatiu) 1/2 Peça
Pa Fregit o Torrat 2 o 3 Llesques
Oli
Sal
Vinagre
Ingredients per al plat (4 persones)
Escarola 2 Peces
Seitons 2 Peces
Tonyina Salada 100 Gr.
Bacallà Salat I Esqueixat 100 Gr.
Olives Arbequines 100 Gr.
Elaboració
Piqueu en un morter els grans d'all amb la sal perquè no saltin. Un cop ben aixafats, aneu afegint les ametlles i les avellanes i treballeu-ho fins que tot plegat formi una pasta homogènia. Raspeu la part interior de les nyores escaldades i afegiu la polpa obtinguda al morter. Un cop tot homogeneïtzat, poseu-hi la molla de pa amb vinagre, una mica escorreguda, i continueu treballant-ho.
Un cop llest, afegiu lentament oli mentre es remena, també lentament, per donar a la salsa la consistència volguda.
En una plàtera, col·loqueu l'escarola ben escorreguda i un xic de salsa, remenant-ho bé i servint-ho després en els plats. Després ho acompanyeu amb la tonyina, el bacallà, els seitons i les olives, i deixeu que cada comensal, al seu gust, s'hi posi una mica més de salsa.

Xató de Canyelles

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles 100 Gr.
Avellanes 80 Gr.
Nyora Escaldada 1 Peça
Pa Fregit 1 Llesca
Bitxo (Optatiu) 1/2 Peça
Ceba Escalivada 1/2 Peça
Cabeça D'alls Escalivada 1/2 Peça
Tomacons Escalivats 3 Peces
Oli
Sal
Vinagre
Pebre Vermell
Ingredients per al plat (4 persones)
Escarola 2 Peces
Bacallà 120 Gr.
Tonyina 120 Gr.
Anxova 4 Filets
Olives Arbequines 80 Gr.
Elaboració
S'agafa un morter, s'hi posa sal i es van trinxant d'un en un els elements següents i en aquest ordre: ametlles i avellanes, fins a aconseguir una pasta ben fina; tot seguit, s'hi afegeix la nyora, prèviament escaldada i sense pell, la ceba, el pebre vermell, un polsim de pebre negre i el pa fregit. Finalment, els alls, els tomacons, l'oli i el vinagre.
Un cop acabada la salsa es barreja amb l'escarola ben neta i escorreguda. Es deixa reposar unes hores. A l'hora de servir el plat es decora amb el bacallà esqueixat, la tonyina, els filets d'anxova i les olives arbequines. I ja es pot menjar, sempre acompanyat de truites de carxofes, de fesols o de butifarra negra entre d'altres.

30 d’octubre de 2010

Xató de Calafell

Ingredients per la salsa (4 persones)
Ametlles 100 Gr.
Avellanes 80 Gr.
Nyora Escaldada 1 Peça
Pa Fregit 1 Llesca
Bitxo (Optatiu) 1/2 Peça
Ceba Escalivada 1/2 Peça
Cabeça d'alls Escalivada 1/2 Peça
Tomacons Escalivats 3 Peces
Oli
Sal
Vinagre
Pebre Vermell
Ingredients per al plat (4 Persones)
Escarola 2 Peces
Bacallà 120 Gr.
Tonyina 120 Gr.
Anxova 4 Filets
Olives Arbequines 80 Gr
Elaboració:
S'agafa un morter, s'hi posa sal i es van trinxant d'un en un els elements següents i en aquest ordre: ametlles i avellanes, fins a aconseguir una pasta ben fina; tot seguit, s'hi afegeix la nyora, prèviament escaldada i sense pell, la ceba, el pebre vermell, un polsim de pebre negre i el pa fregit. Finalment, els alls, els tomacons, l'oli i el vinagre. Un cop acabada la salsa es barreja amb l'escarola ben neta i escorreguda. Es deixa reposar unes hores. A l'hora de servir el plat es decora amb el bacallà esqueixat, la tonyina, els filets d'anxova i les olives arbequines. I ja es pot menjar, sempre acompanyat de truites de carxofes, de fesols o de butifarra negra entre d'altres.

29 d’octubre de 2010

El meu Xató

El xató és una salsa feta amb ametlles i avellanes torrades, molla de pa amb vinagre, all, oli, sal i, l'ingredient que la fa diferent,la nyora o pebrot de romesco. 
Aquesta salsa acompanya una amanida d'escarola, amb anxoves, tonyina i bacallà.
Informació nutricional: Platequilibrat i energètic. L'escarola el fa molt digestiu. Té efecte laxant i antioxidant. Bo per menjar com a plat únic.
Per al romesco :
5 tomàquets de pera
150 g d'avellanes torrades pelades
150 g d'ametlles pelades
3 cabeces d'alls per escalivar-les
1 pot petit de polpa de pebrot xoricer ó nyora
1 gra d'all cru
sal i pebre
Escalivem els tomàquets i els alls. Pelem-los i ho triturem tot amb la polpa de pebrot xoricer ó nyora i tota la fruita seca. Ho munteu amb oli d'oliva com si fos una maionesa. Ho guardem al frigorífic amb una capa d'oli al damunt.
Per al xató: 
1 escarola ben blanca de dins (és la base del "xató")
50 g olives negres
150 g de bacallà esqueixat, dessalat i embolicat amb un drap de fil
ventresca de tonyina en oli
ceba tendra
tomàquet d'amanir
Rebaixem una mica el romesco amb oli d'oliva. Hi afegim un rajolí de vinagre de xerès. Netegem l'escarola i la barregem en un bol amb tots els ingredients del xató. Incorporem la vinagreta de romesco i ho amalgamem tot molt bé. Llest per servir-ho i gaudir-ne.

28 d’octubre de 2010

Bibliografía sobre The Beatles

Relación de libros editados sobre los Beatles, de gran ayuda para saber más sobre ellos.
TITULO    AUTOR     EDITORIAL
Los Beatles y los años 60     Michka Assayas     Anaya
The Beatles     Helen Spence     Asesa
Mermelada y dinamita     Nicolas     Casset
The Beatles    Andrés López     Cátedra
The Beatles 1962-1970    Alberto Manzano     Celeste
Revolución en la mente     Ian Macdonald     Celeste
El asesino del Sgt. Pepper´s     Jordi Sierra i Fabra     Edebé
Antología     The Beatles     Ediciones B
Els Beatles contra Els Rolling Stones     J.Mesalles - M.Casamayor    Edicions 62    
Obra completa de canciones vol III     Alberto Manzano     Fundamentos
Obra completa de canciones vol II     Alberto Manzano     Fundamentos
Obra completa de canciones vol I     Alberto Manzano     Fundamentos
Un día en la vida     Mark Hertsgaard     Grijalbo
Beatles ayer hoy y siempre     Juan Manuel Escrihuela    Hal Leonard
Los Beatles     Alain Dister     Júcar
Los Beatles 2     Antonio Cillero     Júcar
Vistos por si mismos     Barry Miles     Júcar
Los Beatles una historia oral     D. Pritchard y A.Lysaght    Juventud
The rock Beatles     Helena Celdrán     La Máscara
The Beatles C.D. Rock     Arturo Blay     La Máscara
30 años de música y recuerdos     Geoffrey Giuliano     La Máscara
Yesterday´s future     Jorge L. Revilla     La Máscara
Diccionario de los Beatles     Ramon Moreno     La Máscara
Beatles    John Alvarez Taylor     Libsa
The Beatles el libro     Luca Editorial     Luca Editorial
Los Beatles     Hunter Davies     Luis de Caralt
Una guía ilustrada     Roy Carr     Lumen
Cuatro melenudos que cambian el mundo     Joan Singla     Martínez Roca
Sargento Pepper y su banda de corazones     Henry Edwards     Martinez Roca
El verano del amor     George Martin     Milenio
Beatles en el aire     Enrique Sánchez     Milenio
Olé Beatles     E. Sánchez y J. de Castro    Milenio
El cine Beatles    Arturo Moreno     Nuer
Los Beatles que amo     Joaquin Luqui     Nuevas Ediciones
Diccionario de los Beatles     Jordi Sierra i Fabra     Plaza & Janes
Diario de los Beatles     Jordi Sierra i Fabra     Plaza & Janes
The Beatles una filmografía musical     M. Crusell y A. Iranzo     Royal Book
Discografía española de vinilos de 45 rpm.     Javier Tarazona     S.B.F.C.
The Beatles     Miguel Jurado     Salvat
Beatles projecte didàctic musical     Universitat de Lleida     UDLleida
¡Gritad!     Philip Norman     Ultramar
The Beatles músicos del siglo XX     Jordi Sierra i Fabrega     Unilibro
Guía completa de canciones     W.J. Dowlding     W.J. Dowlding


El FBI desclasifica los documentos sobre John Lennon

El FBI desclasifica los últimos documentos que tenía sobre 'el izquierdista' John Lennon. Se negaba a hacerlo por 'seguridad nacional'
Revelan que Lennon habría mostrado interés en actividades de extrema izquierda. La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de EEUU ha desclasificado los últimos 10 documentos que poseía sobre el músico John Lennon, que contienen información sobre el compositor y cantante británico, y sus vínculos con grupos antibelicistas


John Lennon y Yoko Ono, en 1972



El 30 de septiembre de 2005, un juez federal ordenó al FBI que entregara unos documentos secretos sobre Lennon, asesinado en 1980 en Nueva York, a un profesor que intentaba acceder a ellos desde hacía más de 20 años. Jonathan Wiener, profesor de Historia de la Universidad de California, demandó en 1983 al Gobierno de EEUU, al esgrimir la ley de Libertad de Información para reclamar esos documentos del que fuera miembro destacado del grupo británico The Beatles. En 1997, el docente recibió 248 páginas.
Temor a represalias
El FBI esgrimió como motivo para quedarse estos 10 documentos que "razonablemente se podría esperar que su revelación genere represalias diplomáticas, económicas y militares extranjeras contra Estados Unidos", de acuerdo con un informe del Gobierno de 1983.
Wiener ha indicado que a través de los 10 documentos difundidos se puede ver que las razones de seguridad que durante 25 años ha esgrimido el FBI para no desclasificarlos "fueron absurdas desde el principio. Este tema es un caso clásico de secretismo gubernamental excesivo".
El FBI espió a Lennon en 1970 y 1971, por entonces The Beatles se habían separado. John editó en 1971 su álbum "Imagine" y vivió la mayor parte del tiempo en Estados Unidos. Según se desprende de los documentos divulgados, John Lennon no representó un riesgo para la seguridad de USA a pesar de su compromiso político y su cercanía con opositores a la guerra.
Wiener ha declarado al diario 'Los Ángeles Times' que esperaba más de estos documentos de vigilancia supuestamente "explosivos". Asimismo indicó que, si bien los documentos dados a conocer por el FBI incluyen nuevos detalles sobre la relación de Lennon con la izquierda y grupos anti bélicos, nada hace suponer que sus relaciones representaran riesgo para el país.



Jon Wiener muestra algunos documentos
secretos en una imagen de 2000. (Foto: AP)



En uno de los documentos difundidos se asegura que Lennon fomentó "la creencia de que tenía puntos de vista revolucionarios... por el contenido de algunas de sus canciones".
En otro de los documentos se habla de una entrevista que el componente de The Beatles mantuvo con 'The Red Mole', un diario suburbano londinense, en la que el cantante recalcaba su "origen proletario y su simpatía por los oprimidos y la gente sin privilegios en Inglaterra y el mundo".
Los informes revelan que el entonces director del FBI, J. Edgar Hoover, escribió a H.R. Haldeman, jefe de gabinete del ex presidente Richard Nixon, que "Lennon ha mostrado interés en 'actividades de extrema izquierda en Reino Unido' y es conocido por simpatizar con comunistas trotskistas en Inglaterra". Además, señalan que izquierdistas intentaron reclutar a Lennon, pero el artista británico se negó a sumarse a cualquier organización y rechazó otorgar fondos para abrir una librería.
"El contenido de los archivos publicados es una vergüenza para el gobierno estadounidense", consideró Wiener, de 62 años, autor de "Come Together: John Lennon in His Time" y "Gimme Some Truth: the John Lennon FBI Files".
"Dudo que el Gobierno del primer ministro británico, Tony Blair, lance un ataque militar contra Estados Unidos en represalia por la publicación de estos documentos. Hoy podemos ver que los argumentos de seguridad nacional utilizados por el FBI durante 25 años eran absurdos desde el comienzo", ha manifestado el historiador, que buscaba estos documentos para incluirlos en su libro de 1984 sobre Lennon.
THE US vs. JOHN LENNON
Durante muchos años circuló el rumor (que luego se comprobó era cierto) de que John Lennon había sido investigado y vigilado por el FBI. La influencia de un músico de fama internacional como Lennon, que se convirtió en un activista por la paz, no era conveniente para las aspiraciones de reelección de Richard Nixon, sobre todo cuando recién se permitía el voto a los jóvenes a partir de los 18 años. Muchas variantes e historias inverosímiles emanaron de este rumor.
El documental "The U.S. vs. John Lennon" examina detenidamente este episodio en la vida del músico inglés. De manera muy coherente, los directores David Leaf y John Scheinfeld nos pasean por la vida de Lennon, desde sus días en los Beatles, la transformación política de Lennon y cómo, a través de sus declaraciones o acciones, de sus amistades en los Estados Unidos (como Bobby Seale, cofundador de las Panteras Negras) fue convirtiéndose en un individuo que al gobierno de los USA y al mismísimo Nixon, le interesaba mantener vigilado, por si acaso.
Agentes del FBI seguían a Lennon e intervinieron su teléfono. Posteriormente Inmigración intentaría deportar a John y Yoko, pero Lennon apeló el caso y durante 5 años luchó para detener la deportación. Copias de las cartas que Inmigración le enviaba a Lennon iban a parar hasta el escritorio de Nixon.
El documental cuenta con los testimonios de Walter Cronkite, Ron Kovic, George McGovern, Bobby Seale, Angela Davis, Noam Chomsky, Gore Vidal y Yoko Ono, entre otros, donde también se encuentran un ex-agente del FBI y un par de funcionarios de la administración Nixon. También escuchamos del propio Lennon sus ideas sobre el momento social que se vive: en plena guerra de Vietnam y con las intensas protestas del movimiento anti-guerra, Lennon se propone hacer una revolución pacífica, al estilo de Gandhi o Martin Luther King. Esas mismas declaraciones son las que harían poner en alerta a personajes tan siniestros como J. Edgar Hoover, por entonces director del FBI.
Uno de los aciertos de esta cinta es su capacidad de concentrarse en el tema, ubicándose muy bien en el contexto político y social de la época. Proporciona la suficiente información biográfica de Lennon como para comprender, sobre todo, el profundo espíritu de rebeldía que lo impulsó desde niño. Me parece además muy serio el planteamiento de los directores. Nada de amarillismo, de acusaciones infundadas.
A pesar de ello quedó la impresión de que hubo cosas que se trataron demasiado rápido.
Yoko Ono manifiesta en una de sus intervenciones que hubo momentos en que temieron auténticamente por sus vidas, aunque no específica los motivos, aparte del hecho de que eran seguidos y vigilados. Quizás recibieron amenazas verbales o escritas, no se especifica.
Tampoco se hace mención alguna de otro rumor que estaría conectado al argumento de este documental, y es la teoría de que el asesino de John Lennon había sido pagado por el gobierno de los USA para ejecutar el crimen.

John Lennon perdonado por El Vaticano

En 1966, el Beatle John Lennon afirmó que su banda era más famosa que Jesucristo, frase que provocó la ira de la Iglesia católica hasta hoy, Noviembre de 2008, ya que 42 años después, la Santa Sede ha recapacitado perdonando al genial músico y compositor.

Descanse en paz, John Lennon. La Iglesia católica ha hablado sobre un 'affaire' que mantuvo con el genial músico y compositor, hace nada menos que 42 años. En 1966, el malogrado Beatle aseguró, en una de sus habituales bromas con fundamento, que su grupo era más famoso que Jesucristo. Inmediatamente, la Iglesia asumió esta frase como una ofensa. Enfado que les ha durado bastantes años, hasta ahora, momento en el que la Iglesia ha reconocido el error de Lennon y ha lanzado la expiación del artista.

El periódico oficial del Vaticano, 'L'Osservatore Romano', ha publicado la disculpa al ex miembro de los Beatles, pero no lo ha hecho gratuitamente. En el artículo, se refiere a Lennon como a un hombre joven al que le sobrevino una repentina fama. También alude al músico y compositor como una persona de clase trabajadora, británica, que conoció un inesperado éxito, después de crecer junto a la leyenda de Elvis y el rock and roll'.

Después de explicar, en su propia opinión, qué significó John Lennon dentro del movimiento pop-rock de la época, el diario prosigue. En referencia a la música que creó la banda, verdadero icono de la música del siglo XX, el periódico oficial de la Santa Sede reconoce que, aun 38 años después de quedar extinto el grupo, sus canciones han demostrado ser muy resistentes al paso del tiempo, y se han convertido en una fuente de inspiración para más de una generación de músicos posteriores.

Una broma de Lennon sobre la Iglesia ha necesitado 42 años para obtener un cambio de actitud de la propia Santa Sede. ¿Acaso necesitaba recibir el perdón de la Iglesia?

Noviembre de 2008. Recientemente el Vaticano, a través de un artículo en su periódico L'Osservatore Romano, y en su infinita misericordia ha perdonado por fin a John Lennon por sus declaraciones en la década de los 60 afirmando que los Beatles eran más famosos que Jesucristo. Obviamente, la frase no gustó en el seno del Vaticano y más de cuarenta años después, L'Osservatore anuncia el perdón calificando las palabras del cantante de "fanfarronada". Ahora, los mismos que en 1966, cuando se produjo dicha manifestación, alentaron a los más radicales a quemar discos de la banda inglesa (en un símil cristiano de arrojar al infiel a la hoguera), extienden su perdón, al igual que hicieran no hace mucho con otros "fanfarrones" como Copérnico o Darwin.

"La declaración de John Lennon, que provocó una profunda indignación, después de muchos años suena tan sólo como una fanfarronada de un joven de clase trabajadora de Inglaterra que tuvo que afrontar un éxito inesperado, después de crecer en la leyenda de Elvis Presley y del rock and roll", anuncia el diario.

Además del perdón, Lennon ha conseguido una buena crítica musical del mencionado periódico (conocido por todos por su excelente criterio en estos temas!!). El artículo resalta que, "cumplido el 40 aniversario de la publicación del "Álbum Blanco" de Los Beatles, que supuso la explosión del grupo como fenómeno pop, y 38 años después de su ruptura, las canciones con la firma Lennon-McCartney han mostrado una extraordinaria resistencia al paso del tiempo, siendo fuente de inspiración para más de una generación de músicos de pop", culminan.

McCartney, The Beatles y las drogas

MEn una entrevista con la revista británica Uncut, el ex Beatle Sir Paul McCartney, respondió preguntas sobre la relación entre el cuarteto de Liverpool y el uso de estupefacientes.
En lo que respecta a él, McCartney reveló que en una ocasión, cuando la banda se encontraba en el pico de su carrera, probó heroína.
"No me di cuenta que la había probado. Alguien me pasó algo y me lo fumé", respondió el bajista de la banda y agregó que no le hizo ningún efecto.
McCartney dijo también que había tomado cocaína durante aproximadamente un año, pero "nunca me fascinó" esa droga.
En la entrevista concedida a Uncut, el ex Beatle admitió que muchas de las canciones compuestas por la banda se refieren a las drogas.
Por ejemplo "Got to get you into my life" (Tengo que incorporarte a mi vida) habla de la marihuana, aunque muy poca gente se dio cuenta en su momento y "Day Tripper" habla del ácido lisérgico.
Otro éxito de la banda, "Lucy in the Sky with Diamonds", estaba inspirado, lo cual es bastante obvio según McCartney, en el LSD.

McCartney admitió haber consumido cocaína por un año.





Sin embargo, el músico dijo que era fácil sobrestimar la influencia de las drogas en las composiciones del cuarteto de Liverpool. "Casi todo el mundo tomaba drogas en esa época. Nosotros no éramos la excepción", dijo McCartney. "Pero nuestra música era demasiado importante como perder demasiado tiempo en eso".
McCartney dijo sentirse "afortunado" de no haberse vuelto un adicto a la heroína ya que no le "habría gustado ir por ese camino". El cantante confesó que decidió dejar la cocaína después de haber pasado por unos bajones terribles. Pero McCartney aclaró que su consumo de drogas nunca fue excesivo. "Creo que aprendí desde muy temprano a hacer las cosas con moderación".

LOS BEATLES Y SUS VIAJES POR LAS DROGAS
El 5 de agosto de 1966, The Beatles lanzó a la venta su séptimo álbum: "Revolver", que rápidamente logró ser número uno en la lista de ventas de Gran Bretaña y los Estados Unidos. Con una fuerte pronunciación psicodélica, Revolver es citado como uno de los mejores álbumes pop de la historia y un viaje delirante por el mundo de las drogas.
La pista más ligera de este álbum es la infantil "Yellow Submarine." Se dice que el título proviene de una observación que hizo Ringo durante un viaje de LSD.
Paul escribió esta canción una noche mientras estaba en su cama, todos los demás estaban reunidos en el estudio 2 teniendo una pequeña fiesta animada por Mal Evans, quien con el tambor de bajos amarrado a su pecho giraba por todo el estudio gritando "We all live in a Yellow Submarine" y era seguido por los demás... (Evidentemente, estaban todos locos).
Entre los "efectos especiales" de esta canción podemos oír a John haciendo burbujitas en un balde con agua, a Alf Bicknell sacudiendo una cadena en una tina y a Brian Jones (de The Rolling Stones) haciendo chocar vasos de cristal.
Cuando el tema salió a la luz, todos asumieron que estaba relacionado con las drogas, excepto Paul, quien señaló que lo único que relacionaba con submarino amarillo eran unos dulces azucarados que él había probado alguna vez en Grecia. Luego, la juventud comenzó a nombrar a las drogas duras como "Yellow Submarine".
En "She Said, She Said", Lennon, Harrison y Starr estaban bajo la influencia del LSD cuando la escribieron en la casa alquilada por los Beatles en Benedict Canyon en Beverly Hills, California, en Agosto de 1965. Fonda pasó por allí para ver a unos amigos suyos, miembros de The Byrds, y para conocer a The Beatles. Fonda le dijo a Harrison, "I know what it's like to be dead (Sé cómo es estar muerto)," porque de niño casi había muerto por la herida de un disparo que se hizo él mismo. Lennon le contestó: "Who put all that shit in your head? (¿Quién puso toda esa mierda en tu cabeza?)".
Además, McCartney dijo que "Got To Get You Into My Life", que durante mucho tiempo se ha supuesto una canción de amor, era de hecho una oda a la marihuana.
En "I'm Only Sleeping," Harrison tocó las notas para la guitarra principal en el orden inverso, después invirtieron la cinta y la mezclaron. El sonido de la guitarra "en marcha atrás" daba un tono a la canción más durmiente, siniestro y melancólico. Esto, junto con la letra al revés usada en la canción "Rain" de los Beatles (grabado en las sesiones y lanzado por separado, como un simple) fue el primer caso de mensaje a la inversa, el cual (Lennon) descubrió después de estar cargando erróneamente una cinta de carrete a la inversa mientras estaba bajo los efectos de la marihuana.

The Beatles –Índice-

HISTORIA DE THE BEATLES Y BIOGRAFÍAS DE SUS COMPONENTES
Historia de The Beatles
Biografía de John Lennon e hijos
Biografía de Paul McCartney e hijos
Biografía de George Harrison e hijo
Biografía de Ringo Starr e hijos
El Quinto Beatle
Árbol genealógico de: John Lennon  - 
Paul Mc Cartney  - George Harrison  -  Ringo Starr
 

DISCOGRAFÍA DE THE BEATLES Y SUS COMPONENTES
Discografía Singles / EP / LP de The Beatles
Discografía de John Lennon (solitario)
Discografía de Paul McCartney (solitario)

Discografía de George Harrison (solitario)

Discografía de Ringo Starr (solitario)

 

TEMÁTICOS
Filmografía: A Hard Days's Night  -  Help!  -  Magical Mystery Tour  -  Yellow Submarine  -  Let it be
Premios a The Beatles y a sus componentes
Instrumentos de The Beatles
Bibliografía sobre The Beatles
Love
 

LOS OTROS BEATLES
La disolución de The Beatles
La Beatlemanía

The Beatles en E.E.U.U.
The Beatles y las drogas I

The Beatles y las drogas II
The Beatles no fueron héroes de la contracultura
The Beatles incumplen la ley
El FBI desclasifica los últimos documentos sobre John Lennon
John Lennon perdonado por El Vaticano
 

VARIOS
PowerPoint
Letras y acordes de las canciones de The Beatles

Las drogas y el Misticismo Indio (Extracto del libro “The Beatles Antología”)

George: En septiembre de 1966 fui a la India. Cuando oí por primera vez un disco de Ravi Shankar, tuve el presentimiento de que algún día nos encontraríamos. Dio la casualidad de que en junio lo conocí en Londres, en la casa de Ayana Deva Angadi, el fundador del Asian Music Circle. Un hindú me telefoneó y me dijo que Ravi estaría allí.
La prensa había intentado reunirnos desde que utilicé el sitar en Norwegian Wood.
Empezaron a pensar: «Ahí hay una gran foto, un Beatle con un indio».
George Harrison y Ravi Shankar posan delante de los músicos del álbum “Ravi Shankar Family and Friends”.
El virtuoso violinista L. Subramaniam está sentado a la derecha
Photo © Rex Features
Así que intentaban reunirnos y yo decía que no, porque sabía que lo conocería en las circunstancias adecuadas, como así fue. También vino a mi casa y me dio un par de lecciones sobre cómo sostener el sitar. Así que en septiembre, después de ir de gira y mientras John estaba rodando “Cómo gané la guerra”, pasé seis semanas en la India.
Primero volé a Bombay y estuve por allí. Me alojaba en un hotel victoriano, el Taj Mahal, y allí fue donde empecé a aprender a tocar el sitar.
Ravi me daba lecciones, y también hizo que uno de sus estudiantes tocara conmigo.
Las caderas me estaban matando de tanto estar sentado en el suelo, así que Ravi se trajo a un maestro de yoga para que empezara a enseñarme los ejercicios físicos.
Fue una época fantástica, iba de compras y visitaba los templos. Fuimos a todas partes. Acabamos yendo a Cachemira, y nos alojamos en una casa flotante en medio del Himalaya. Era increíble. Cuando yo despertaba por la mañana, el señor Butt, un hombrecito de Cachemira, nos traía té y galletas, y oía cómo Ravi practicaba en la habitación de al lado. (Después de tomar LSD, no podía dejar de pensar en los yoguis del Himalaya).
No sé por qué se me metió esa idea en la cabeza, hasta entonces nunca había pensado en ellos, pero de pronto ese pensamiento se infiltró en mi conciencia. Eso era parte de la razón por la que fui a la India. Ravi y el sitar eran excusas; aunque fuesen una parte muy importante de ello, en realidad estaba buscando una conexión espiritual).
Ravi tenía un hermano realmente encantador llamado Raju que me dio un montón de libros escritos por hombres sabios, y en uno de ellos, un libro del swami Vivekananda, ponía: «Si hay un Dios debes verlo y si hay un alma debes percibirla, porque de lo contrario más vale no creer. Es mejor ser un ateo confeso que un hipócrita». Habían intentado hacer de mí un católico, pero eso no era para mí. Toda la actitud cristiana (y lo pongo entre comillas porque muchas de las personas que dicen ser cristianas no lo son: no tienen la exclusiva sobre Cristo y no son representativos de lo que El estaba intentando decir) parece estar diciéndote que creas lo que ellos creen en vez de pasar por la experiencia directa.
Para mí ir a la India y leer a quién te decía que no puedes creer en nada hasta que hayas tenido la percepción directa de ello, lo que en realidad era obvio, e hizo que pensara: « ¡Fantástico! Por fin he encontrado a alguien que sabe lo que se dice».
Por eso quería seguir profundizando en todo aquello. Así es como me afectó: leí libros de varios hombres santos, swamis y místicos, y fui de un lado a otro buscándolos e intenté conocer a algunos. En la India puedes verlos en cualquier lugar.
Es increíble, puedes ir por la calle, con gente que conduce un autobús o un taxi, o va en bicicleta, y hay una gallina y una vaca, y alguien con traje y maletín, y un viejo sannyasi con una túnica azafrán, todos mezclados. Es un lugar increíble, con capas y más capas de sonidos, colores y ruidos, y todo te bombardea los sentidos, asombroso. Me sentía como si hubiera retrocedido en el tiempo. Fue la primera vez que tuve la sensación de haberme liberado de ser un Beatle o un número.
Son realmente espirituales, también hay un montón de chalados que se parecen a Allen Ginsberg (Irwin Allen Ginsberg (1926-1997) poeta beat estadounidense).
De ahí es de dónde saqué todo, lo de las melenas rizadas, fumar hachís en unas pequeñas pipas llamadas chillums, ... Los británicos estuvieron años intentando impedir que los indios fumaran hachís, pero llevan demasiado tiempo fumándolo para dejar de hacerlo.

LOS BEATLES Y LAS DROGAS
Nadie ignora que John Lennon y The Beatles tuvieron una profunda relación con las drogas. Cuando The Beatles se separaron, Lennon empezó a hablar con más sinceridad del asunto: "Creo que lo básico que nadie pregunta es: ¿por qué alguien toma drogas, de cualquier tipo? Y esa pregunta tiene que ser resuelta antes de que puedas pensar, 'bueno, ¿qué podemos hacer por el pobre adicto a las drogas?' ¿Por qué es necesario que tengamos estos agregados a la vida normal para vivir? Quiero decir, ¿hay algo mal en la sociedad que nos está presurizando tanto, que no podemos vivir sin protegernos de eso?".
 En la época de “A Hard Day's Night” estaba tomando anfetas", declaró en 1970. Esas son drogas, drogas más potentes que la marihuana. Empecé con las anfetas cuando tenía 17 años, cuando empecé a ser músico. La única manera de sobrevivir en Hamburgo, tocando ocho horas por noche, era con anfetas. Las anfetas y la bebida te las daba el mozo. En la escuela de arte yo era un borracho perdido. Cuando hicimos” Help” empecé con la marihuana y dejé la bebida, así de sencillo. Siempre necesité las drogas para sobrevivir. Los demás también, pero yo siempre tomé más, más anfetas, más de cualquier cosa, quizá porque soy más trastornado.
En 1964, John probó LSD, una droga que tendría un efecto profundo en su música y en su vida. Un dentista de Londres nos puso el ácido a George, a mí y a nuestras esposas, sin decirnos, durante una cena en su casa, recordaba. Era un amigo de George y era nuestro dentista, en ese momento.
Simplemente nos lo puso en el café o algo así. El no sabía lo que era; todo es igual para estos swingers londinenses de clase media. Todos habían escuchado hablar del LSD y no sabían que era diferente de la marihuana o los cigarrillos. Nos lo dio y después nos dijo: Les aconsejo que no se vayan. Todos pensamos que quería que nos quedáramos para hacer una orgía en su casa. No queríamos saber nada, así que nos fuimos a Ad Lib y a esas discotecas.
Entonces empezaron a pasar cosas increíbles. Era una locura, andar dando vueltas por Londres. Cuando fuimos al boliche pensamos que se estaba incendiando, y después nos imaginamos que había una fiesta de inauguración cuando, en realidad, era una simple luz afuera. Pensamos: Mierda, ¿qué está pasando acá?.
Andábamos por las calles y la gente gritaba. Era de locos. Estábamos fuera de control. Cuando finalmente nos metimos en el ascensor, todos pensamos que había un incendio, pero era sólo una lucecita roja. Gritábamos y estábamos histéricos, y cuando llegamos al piso, porque la discoteca estaba en la parte de arriba de un edificio, el ascensor se paró y se abrieron las puertas y estábamos todos gritando.
 De chico yo había leído a alguien que describía los efectos del opio, y en ese momento pensé: Mierda, me está pasando. Fuimos al Ad Lib. Después algún cantante se me acercó y me dijo: ¿Me puedo sentar a tu lado? Y yo le dije: Sólo si no hablas. No podía ni pensar. Esto pareció durar toda la noche. No me puedo acordar de los detalles.
De alguna forma George logró llevarnos a casa en su Mini. Íbamos como a diez millas por hora, pero parecía que íbamos a mil, y Patti decía que bajáramos y jugáramos al fútbol. Yo me la pasé contando un montón de chistes histéricos, porque siempre estaba con eso, Dios, era aterrorizante, pero era fantástico.
Yo hice algunos dibujos en aquella época, los tengo por algún lado. Los originales se los di a Ringo. Dibujé mucho esa noche. Y después la casa de George parecía un gran submarino. Yo lo estaba manejando, todos se habían ido a la cama y yo seguía en él; parecía flotar sobre la pared de seis metros, y yo lo estaba manejando.
Estuve bastante delirado durante un par de meses. La segunda vez que tomamos fue en Los Ángeles. Estábamos de gira en una de esas casas, la casa de Doris Day o donde sea, y los tres lo tomamos, Ringo, George y yo. Pero había un periodista, Don Short. Estábamos en el jardín. Era recién el segundo viaje, y todavía no sabíamos hacerlo en un lugar lindo y esperar a que se pasara. Entonces vimos al periodista y pensamos: ¿Cómo actuamos? Estábamos aterrorizados esperando que se fuera, y él nos preguntaba por qué no podía acercarse.
Vino Peter Fonda, y ése fue otro asunto diferente. Repetía: Yo sé lo que es estar muerto. Nosotros decíamos: Por Dios, callate, no nos importa, no queremos saber, y él  seguía. Así fue como escribí: "She Said, She Said": 'I know what it's like to be dead'. Era una canción triste, una canción de ácido, supongo. 'When I was a little boy'.
Comenzaba a aflorar mucho de mi primera niñez. Duró años, debo haber hecho mil viajes. Tomaba todo el tiempo. Nunca en el estudio de grabación. Tuve unos cuantos trips desagradables. Dios mío, dejé de tomarlo por eso. No podía soportarlo. Después paré, no sé por cuánto tiempo.
Más tarde empecé a tomar de nuevo, justo antes de conocer a Yoko. Recibí el mensaje de que tenía que destruir mi ego, y bueno, fue lo que hice.
Estaba leyendo ese libro estúpido de Leary; estábamos siguiendo el mismo juego que seguían todos y me destruí. Me estaba reponiendo lentamente, más o menos para la época de Maharishi.
Poco a poco, en un período de dos años, fui destruyendo mi ego. No creía poder hacer nada, y dejaba que la gente me dirigiera. Los dejé hacer lo que quisieran. Yo no era nada. Después Derek me hizo ir de viaje en su casa, después de regresar de Los Ángeles. Me dijo algo así como: Vas bien, y mencionó las canciones que yo había escrito. Eres inteligente, no tengas miedo. A la semana siguiente fui a lo de Derek con Yoko y volvimos a viajar. Ella me hizo dar cuenta de que yo era yo y que todo estaba bien. Con eso bastó. Empecé a pelear de nuevo. Comencé otra vez a decir: Yo puedo hacer esto, carajo, esto es lo que yo quiero, así que no me lleven la contra. Fue lo que hice y aquí es donde estoy ahora.
Cuando se le preguntó cómo afectaron las drogas su concepción musical, Lennon explicó: Sólo era otro espejo, no un espejismo. Era más una cosa visual, y una terapia... Mirarse un poco a uno mismo. En realidad no me acuerdo del todo. Pero no fueron las drogas las que escribieron la música; tampoco lo hicieron Janov o Maharishi. Yo escribo la música según las circunstancias en las que me encuentre, ya sea con ácido o en agua.
 Más adelante tendría sus experiencias con la heroína. No fue muy divertido, declararía. Nunca me la inyecté. Aspirábamos un poco cuando estábamos realmente con mucho dolor. Todos nos criticaron tanto, a mí y a Yoko, sobre todo a Yoko. Eso pasaba todo el tiempo, y nos hacía sentir tanto dolor, algo tenemos que hacer, dije. Y eso es lo que nos ocurrió, tomamos heroína por lo que nos estaban haciendo The Beatles, pero por suerte pudimos salir de ella.

The Beatles incumplen la Ley

Nov. 9, 2006.- Documentos revelados hoy, muestran que el Banco de Inglaterra descubrió que los ex Beatles, John Lennon y George Harrison, cometieron irregularidades económicas, sin embargo no se les persiguió por este hecho.
Las estrellas de rock fueron investigadas por el Banco de Inglaterra entre 1973 y 1974, pues era extraña la forma en que John y George movían grandes cantidades de dinero tanto en el exterior como en el interior de Inglaterra.
La investigación concluyó que habían incumplido la ley, sin embargo las irregularidades eran menores y además, según el Banco de Inglaterra, el dinero que introdujeron al país beneficiaba la economía interna y les fue perdonado.

The Beatles no fueron héoes de la Contracultura

Artículo de: David Fowler  (Historiador Británico)
 Para David Fowler, ambas bandas no estaban interesados en hacer de portavoces de los jóvenes de su generación, sino que lo único que les omportaba era vender discos.

The Beatles y The Rolling Stones no fueron héroes de la contracultura, sino capitalistas que explotaron cínicamente la cultura juvenil de los años sesenta con fines lucrativos. Así lo asegura el historiador británico David Fowler.
En un estudio llamado 'La Cultura Juvenil en la moderna Gran Bretaña', del que se ha hecho eco la Universidad de Cambrigde, Fowler asegura que el movimiento Swinging London fue una celebración de abundancia económica "que favoreció la adoración de los fans, el griterío insensato y el consumismo pasivo".
Fowler recuerda asimismo que los Beatles participaron en programas de televisión populares de aquellos años que eran "simple entretenimiento familiar" y que, de ningún modo, estaban en la vanguardia de la cultura juvenil. Tanto a ellos como a los Rolling, según el historiador, sólo les interesaba vender discos.
El profesor equipara además el fenómeno de los Beatles con el vivido con las Spice Girls en los noventa. Y explica que los mods, movimiento que comenzó en algunos barrios del norte de Londres y se extendió por todo el país en tres años (1964-67), fueron "un fenómeno cultural más importante que los Beatles".
Según Fowler, Jagger y Lennon "eran muy capitalistas", ya que sólo les interesaba vender discos en lugar de ser líderes de una juventud rebelde.
"La década de 1960 es muchas veces vista como el momento en que explotó la cultura juvenil en este país, pero en muchos sentidos fue en esa época que la idea de rebeldía comenzó a colapsar", agregó.
"La gente se olvida que los verdaderos movimientos juveniles son más que consumismo y gasto, son una forma de vida. Grupos como Los Beatles eran básicamente capitalistas interesados en enriquecerse a través de la industria de la música. Hicieron tanto para representar los intereses de los jóvenes del país como las Spice Girls lo hicieron en la década de 1990", continuó.
Según Fowler, la mayoría de los jóvenes británicos de entre 18 y 25 años no tenían ningún acceso al "Swinging London" retratado en las películas de la épica, que estaba reservado a estrellas de rock, artistas y actores como Michael Caine.
Los Rolling Stones "entraban en esa categoría, ya que compraban mansiones y llevaban estilos de vida de multimillonarios".
De acuerdo con Fowler, el verdadero movimiento de rebelión juvenil existió entre las dos guerras mundiales, específicamente en la década de 1920.
El historiador considera que el auténtico pionero de la cultura juvenil de la Gran Bretaña en el siglo XX fue Rolf Gardiner, padre del famoso director de orquesta John Eliot Gardiner. Y rechaza las acusaciones de quienes le consideran un simpatizante nazi.

La disolución de The Beatles (Reflexiones de John)

Finalmente John fue el primero en dejar la banda. Le dije a Paul: “Me voy" recordaba.
Ya lo sabía durante el vuelo a Toronto, o antes de ir. Le dije a Allen Klein que me iba, les dije a Eric Clapton y a Klaus Voormann que me iba, pero que quizá me gustaría utilizarlos a ellos como grupo. No había decidido cómo hacerlo, si tener una nueva banda permanente o qué. Después pensé, no me voy a meter con otro grupo de gente, no me importan quiénes sean. Cuando volví, hubo unas reuniones y Allen dijo: “Bueno, tranquilo”. Había mucho que hacer desde el punto de vista comercial, y no hubiera sido el mejor momento.
Estábamos con Paul hablando en la oficina, y él mencionó algo que podían hacer The Beatles, y yo le respondía, 'No, no, no', a todo. Así que llegó un punto en que tenía que pasar algo, y Paul dijo: '¿Qué quieres decir?' 'Quiero decir que se acabó. Yo me voy’.
Allen estaba presente y Yoko también, y seguramente él se debe acordar exactamente de lo que ocurrió, pero asi es tal cual lo recuerdo yo. Allen no quería que siquiera se lo mencionara a Paul. Así que yo dije: 'Ya lo dije, no lo pude detener, salió solo’.
Paul y Allen comentaron que yo no lo difundiera, que no fuera a hacer de esto un acontecimiento. No sé si Paul dijo: 'No se lo digas a nadie', pero se quedó más tranquilo sabiendo que no lo iba a hacer. Dijo: 'Entonces esto significa que, si no vas a decir nada, en realidad no ha pasado nada'. Eso fue lo que ocurrió.
Y, como a cualquiera que le hablas de divorcio, a Paul se le puso la cara de todos los colores. Fue como si, en ese momento, se hubiera dado cuenta de que, realmente, todo se acababa. Fui un tonto por no haber hablado, por no haber hecho lo que hizo Paul, usar el tema para vender un disco. El es un buen jefe de relaciones públicas, eso es todo. Casi te diría que es el mejor del mundo. Sabe hacer su trabajo. Yo no estaba enojado.
Todos nos sentíamos heridos porque no nos dijo lo que planeaba hacer. Creo que él asegura que no tenía intención de que las cosas ocurrieran así, pero es mentira. Me llamó y me dijo: 'Estoy haciendo lo mismo que hicisteis tú y Yoko, el año pasado'.
Yo le contesté: 'Bien'. A esa altura del año pasado, ellos, ya nos miraban a Yoko y a mí como si fuéramos extraños, porque intentábamos hacer nuestra vida juntos en lugar de ser mitos gordos y fabulosos. Así que me llamó y me dijo: ‘Estoy por sacar un álbum y también me voy del grupo'. Le respondí: 'Bien'. Me sentía raro porque esta vez era él quien lo decía, aunque un año más tarde; y dije bien porque era él quien más quería a The Beatles.
Después salieron los diarios. Maldije porque yo no lo había hecho. Quería hacerlo. Tendría que haberlo hecho. ’¡Puta! ¡Mierda!, qué tonto fui’.
¿Cómo veía a The Beatles, Lennon, unos años después de la separación? Nosotros también creíamos en el mito de The Beatles. No sé si los demás siguen creyendo en el mito. Éramos cuatro chicos... Yo conocí a Paul y le dije: '¿Quieres formar parte de mi banda?' Después entró George y después Ringo. Sólo éramos una banda que tuvo mucho, mucho éxito, eso es todo. Nuestros mejores temas jamás se grabaron.
Éramos artistas en los clubes de Liverpool, Hamburgo y otros. Cuando tocábamos rock puro, lo que hacíamos era fantástico, y nadie nos llegaba a los talones en Inglaterra.
Cuando alcanzamos el éxito, lo logramos, pero al mismo tiempo perdimos algo muy nuestro. Brian nos hizo vestir de traje y todo eso, y tuvimos un éxito sensacional. Pero nos agotamos. La música había muerto antes de que nos fuéramos de gira por los teatros de Inglaterra. Ya nos sentíamos para la mierda, porque habíamos tenido que pasar de tocar una o dos horas a tocar veinte minutos, lo cual nos venía bien por un lado pero, por otro, nos obligaba a repetir los mismos veinte minutos todas las noches.
Entonces fue cuando se murió la música de The Beatles. Nos matamos en ese momento, para llegar al éxito. Y ese fue el final. George y yo somos los que más tendemos a decir eso, siempre extrañábamos los tiempos en los que tocábamos en los clubes, porque era entonces cuando hacíamos música. Después nos convertimos en artistas de estudio de grabación, técnicamente eficientes -que era otra cosa-, porque éramos competentes y, no importaba el medio en que nos metieran, siempre podíamos lograr algo valioso.

The Beatles en Estados Unidos

No querían ir a Estados Unidos. Le habían dicho a Brian Epstein que irían a América sólo cuando tuvieran un “número uno” en las listas de popularidad. A otras grandes estrellas de la Gran Bretaña, les había ocurrido que al ir a Norteamérica eran presentadas como figuras secundarias. Una gira en América podría significar un paso atrás.
Ed Sullivan los vió en el aeropuerto de Heathrow, de regreso de una breve gira por Suecia, y se preguntó por qué armaban tanto alboroto. Se enteró, sin embargo, que dos sencillos del cuarteto (“Please, please me” y “She loves you”) no habían tenido suerte en Estados Unidos. De todos modos, mostró interés en presentarlos una vez en su programa como curiosidad. A mediados de noviembre Brian Epstein convenció a Sullivan de que fueran dos las actuaciones (el 9 y el 16 de febrero de 1964) y como número principal. También logró la promesa de que Discos Capitol editaría en enero el sencillo “I Want To Hold Your Hand”.

Una multitud espera a Los Beatles en las calles de Nueva York en febrero de 1964.

Surgió un imprevisto: el 22 de noviembre, en Dallas, el presidente John F. Kennedy fue asesinado. El contexto parecía adverso para que triunfaran en América. Unos días antes de emprender el viaje supieron que “I Want To Hold Your Hand” era número uno en el Billboard. Era hora de ir a América aunque las probabilidades de fracasar fueran muchas.
El viernes 7, llegaron al John F. Kennedy de Nueva York, por sorpresa el aeropuerto había sido tomado por los fans. Había carteles de bienvenida: “Los quiero mucho, quédense aquí para siempre”. George Harrison confesaría: “Fue una sorpresa ese recibimiento, pensábamos que debíamos esforzarnos para conseguir la fama, y no, ahí estaba”.
Al llegar al hotel Plaza, las chicas histéricas se abalanzaron sobre los coches y pegaron sus rostros en los cristales. La policía tuvo que intervenir para despejarlas. Fuera las chicas esperaban verlos y gritaban histéricas: “¡Queremos a The Beatles, queremos a The Beatles!”. Algunas lograron andar por los pasillos antes de que las descubrieran y las expulsaran. Del 7 al 21 de febrero, la “beatlemanía” se apoderó de Estados Unidos a niveles no vistos en Gran Bretaña: el “yeah, yeah” fue elevado al máximo.
Para ellos un descubrimiento fue la radio, donde repetían a todas horas sus canciones. La emisora WINS1010, con su locutor Murray el K., fue llamada durante esos días “la estación de The Beatles”. En sus habitaciones ellos atendían por televisión la noticia de su llegada en “The Hunkey Brinkley Report”, o presentaban por teléfono canciones para Murray el K. El sábado 8 tuvieron una sesión de prensa en Central Park. Luego, fueron a los ensayos.
El domingo 9 fue el show de Ed Sullivan, con una audiencia récord de 73 millones de televidentes. El momento para la historia fue la presentación de los cuatro, cuando Ed anunció: “Ladies and Gentleman, The Beatles”. Esa noche cantaron “All my loving”, “Till There Was You”, “She Loves You”, “I Saw Her Standing There” y su primer “número uno” estadounidense: “I Want To Hold Your Hand”. Grabaron además otras tres canciones que se transmitirían el día 23. Los programas fueron el 9, 16 y 23 de febrero de 1964.
El martes 11 fueron a Washington para el concierto en el Coliseum. En el Carneggie Hall de Manhattan tuvieron dos actuaciones el 12 y 13 de febrero, luego fueron a Miami para el segundo programa de Ed. El 16 en el hotel Deauville, en el que la figura co-estelar fue la cantante Mitzi Gaynor. El 18 visitaron a Cassius Clay, y fueron a ver “Funn in Acapulco”, de Elvis Presley.
Tomaron el avión de regreso a Londres el viernes 21 de febrero por la noche. A las 8:30 de la mañana del sábado 22 estaban de vuelta. Una pancarta los recibió: “Bienvenidos a casa, chicos”, y había tantos fanáticos como los que los recibieron en el John F. Kennedy dos semanas atrás, esta vez para celebrar que habían conquistado América.